ALQUITARA

ALQUITARA

miércoles, 30 de diciembre de 2009

BLUES BEJAR 2009 ( V )...MACEO PARKER









Este saxofonista es una institución en el mundo del jazz y del funk. En sus vibrantes conciertos engloba todas las expresiones de la música negra, soul, jazz, blues, rhythm'n'blues y hip hop.

Nació en 1943 en Carolina del Norte en el seno de una familia musical. Empezó sus estudios de piano y saxo a los ocho años. A los 15 actuó por primera vez en público con la banda de sus hermanos y a los 20 entró a formar parte de la banda de James Brown, realizando largas giras por todo el mundo y participando en la mayor parte de las grabaciones de sus discos. Con Brown estuvo más de 25 años, grabando con él 12 de sus discos más importantes. Coincidió en la sección de vientos con el también saxofonista Pee Wee Ellis y el trombonista Fred Wesley con los que, al margen del cantante, James Brown, crearía diversos grupos, como Maceo Parker & All The Kings Men, y participaría en diversas formaciones lideradas por George Clinton.

Ha publicado hasta el momento 14 álbumes propios y aparece en más de cien con diferentes artistas. Sus colaboraciones, tanto en directo como en estudio, incluyen a artistas tan importantes e influyentes como Ray Charles, De la Soul, Ani DiFranco, Red Hot Chili Peppers, Living Colour, Keith Richards, Bryan Ferry y la Dave Matthews Band. Ha colaborado en la grabación de los seis últimos discos de Prince actuando en directo en algunas de sus giras. En 1990 se concentró en su carrera en solitario y lanzó los álbumes Roots revisited y Mo' Roots (1991). Pero fue su tercer álbum Life on Planet Groove, grabado en directo en 1992, el que reforzó su carrera como artista contemporáneo en solitario y creó su eslogan “un 2% de jazz y un 98% de funk”. Maceo Parker vio cumplido su sueño de interpretar su funk en una big band.

martes, 29 de diciembre de 2009

BLUES BEJAR 2009 ( IV) ...WENTUS BLUES BAND+EDDIE KIRKLAND+BARRENCE WHITFIELD










Mientras la mayoría de la gente asocia el blues con los húmedos y calurosos pantanos de Louisiana y los campos de algodón de Mississippi, los amantes de la música del diablo puede que se sorprendan al saber que también existe una floreciente escena de este estilo en Escandinavia. En el corazón de la “Nordic blues explosion” están WENTUS BLUES BAND, procedentes de Kokkola, en el centro de Finlandia y aunque los bosques de pinos de su hogar son lo menos parecido a los cruces de caminos del profundo Sur, no se puede dudar de sus credenciales musicales. Desde sus comienzos en 1986, la banda ha adquirido una gran reputación, además de grabar y girar, la Wentus Blues Band ha aparecido en varios programas de television, han sido cabezas de cartel de festivales y tocado con muchos grandes bluesmen...Recientemente han tocado con grandes artistas como CAREY BELL, EDDIE KIRKLAND, ERIC BIBB, GARY PRIMICH, KIM WILSON, LOUISIANA RED, MICK TAYLOR, PHIL GUY, SVEN ZETTERBERG y la lista continua.

Desde los campos de patatas de Kokkola a los de algodón de Mississippi ¡el blues es el rey!

lunes, 28 de diciembre de 2009

BLUES BEJAR 2009 ( III )... SUGAR BLUE






Sugar Blue, en posesion del premio Grammy, ha sido apostillado como el Jimi Hendrix o el Charlie Parker de la armónica, ambos nombres apropiados para el ecléctico y revolucionario armonicista blues. Ha crecido escuchando jazz -particularmente Lester Young y Dexter Gordon - y pronto se enamoró de Muddy Waters y de los grandes del blues. Ha hecho giras y ha grabado con los Rolling Stones, Willie Dixon, Bob Dylan, Satn Getz, Ray Charles, Frank Zappa, Price, solo por nombrar algunos… ¡Su música es siempre chocante y llena de energía! ¡Un corazón en llamas, soplando duro desde el alma con la fuerza de un ciclón!

domingo, 27 de diciembre de 2009

BLUES BEJAR 2009 ( II )... ANGELA BROWN









Nacida en Chicago en 1951, y afincada en Europa desde hace unos años, Ángela Brown es conocida en Estados Unidos como "La mujer más explosiva de la ciudad" por las emanaciones que desprende su cuerpo mientras actúa. El suyo es un blues tórrido, derivado del góspel.

Aunque cantó en algunos coros infantiles y en varios coros de colegios, Ángela empezó su carrera de cantante casi por casualidad. Mientras estaba en el instituto, actuando en teatro y en la radio, recibió una oferta para interpretar el papel principal en el musical "Bessie Smith, alias la Pequeña Soñadora".

En 1980 llegó a ser miembro de Erwin Helfer & The Chicago All Stars y fue en una gira durante 1982 cuando el público europeo la escuchó por primera vez. Desde entonces recibió honores como ninguna otra cantante de blues había recibido antes en Europa, de hecho la crítica la bautizó como "La Bessie Smith de los 80".

Ángela Brown es, a juicio de los expertos, una de las mejores solistas del género, con una gran voz flexible y potente, y una energía y una expresión poco habituales.

Una vez hizo de Europa su casa, su carrera se disparó con una larga lista de conciertos en clubes y festivales de alto nivel, como el Monteux Jazz Festival, el North Sea Jazz Festival o el Ascona Jazz Festival, actuaciones que ha compaginado con colaboraciones regulares con nombres importantes de la escena del blues y del jazz.

sábado, 26 de diciembre de 2009

BLUES BEJAR 2009...EUGENE " HIDEAWAY" BRIDGES. FOTOS RUBEN M. BARDERAS









Eugene Brideges (Louisiana, EE.UU, 1963) es el cuarto de los cinco hijos del guitarrista de blues "Hideaway Slim". Su madre pertenecía a la familia Bullock, cuya integrante más famosa es Anna Mae Bullock, más conocida como Tina Turner. A los cinco años, ya actuaba con su padre y cantaba gospel con sus hermanos en el grupo The Bridges Brothers. A los trece, participaba asiduamente en concursos para jóvenes talentos de rhytm&blues y formó su primera banda: The Five Stars.


Tras mudarse a Texas se unió al grupo The New Chosen Singers como guitarrista y cantante y, posteriormente, pasó a formar parte de la banda The Mighty Clouds of Joy. Una vez instalado en Houston, realizó varias grabaciones de blues, gospel y R&B con tres grupos diferentes, con los que actuó a lo largo y ancho del país. Poco después, en París, Big Joe Turner, bajista de BB King, le ofreció unirse a su Memphis Blues Caravan como guitarrista solista y cantante.


Tras dejar dicha banda, firmó con el sello Blueside y grabó "Born to be Blue", producido por Mike Vernon. Sus actuaciones en directo recibieron excelentes críticas y Eugene fue galardonado con el premio al mejor vocalista del año por la revista británica Blueprint. En 2000 fichó por la discográfica Armadillo y publicó su siguiente disco: "Man Without A Home", al que siguió en 2003 "Jump the Joint", con el que alcanzó cuarto puesto en la lista americana Living Blues.


En septiembre de 2004 salió a la luz "Coming Home", en el que incorporaba en algunos temas una sección completa de vientos dirigida por Seth Kibel. También contó con el guitarrista tejano Rocky Athans para dos de los cortes. Su último trabajo hasta la fecha es "Eugene Hideaway Bridges", grabado junto Lucky Oceans, Ian Moss, Clayton Doley y Ray Wylie Hubbard.

martes, 22 de diciembre de 2009

JAM SESSION EN LA ALQUITARA...BOB STROGER,THE EUROPEAN BAND,THE FRITOS BLUES CONNECTION....LA ALQUITARA 30 DE JULIO 2009

<






Hola, me llamo Bob Stroger y soy el Blues". Así se presenta en los conciertos este bajista, cantante y una de las leyendas vivas del blues de Chicago.

En 1955, Stroger se trasladó de Missouri a Chicago, ciudad a la que llegaban todos los bluesmen procedentes del sur y donde se estaba produciendo la evolución del blues rural al blues eléctrico.
Desde entonces se ha convertido en uno de los bajistas más importantes del circuito del blues que ha tocado con Otish Rush, Sunnyland Slim Jimmy Rogers, Snooky Pryor, Eddie Taylor, Mississipi Heat, Eddie Clearwater, Homesick James, Lousiana Red, Pinetop Perkins y un listado muy extenso de nombres imprescindibles en la historia del Blues.una de las leyendas vivas del blues de Chicago...aqui teneis imagenes de una noche "inolvidable".......

jueves, 17 de diciembre de 2009

EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE BLUES DE CASTILLA Y LEÓN,
CANDIDATO AL PREMIO NACIONAL DE LAS MÚSICAS ACTUALES 2009


El pasado 27 de noviembre el Ministerio de Cultura publicaba en el BOE la Orden por la que se convocaban los Premios Nacionales correspondientes a 2009, en la que, junto con los 25 que ya venían otorgándose en años anteriores, de los que los más conocidos del público puedan ser el de las Letras Españolas, el de Historia o el de Cinematografía, en esta ocasión se hacía por primera vez la de tres nuevos Premios: el de Teatro para la Infancia y la Juventud, el de Televisión y el de las Músicas Actuales.
A iniciativa de la Junta de Castilla y León, el Festival Internacional de Blues de Castilla y León que se lleva a cabo en Béjar fue presentado ante el Ministerio de Cultura como el candidato de la Comunidad Autónoma castellano-leonesa para recibir el Premio Nacional de las Músicas Actuales.
Reunido ayer el jurado en Madrid, bajo la presidencia del director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Félix Palomero, el galardón ha sido otorgado, con todo merecimiento, a Joan Manuel Serrat, a quien los responsables del Festival Internacional de Blues de Castilla y León queremos felicitar y con quien ha sido un honor haber coincido en la nómina de candidatos en la primera convocatoria de este nuevo Premio Nacional que está destinado a reconocer en el futuro, con el emblema de Serrat encabezándolo, los valores de todos los que apostamos, defendemos, promovemos y compartimos el amor por las músicas de nuestros tiempos.
El simple hecho de haber sido candidato ya constituye un honor para quienes estamos detrás del Festival Internacional de Blues de Castilla y León, que nos sentimos gratamente halagados por lo que la mera candidatura significa como reconocimiento a nuestra labor de difusión de la música durante los 10 años de su existencia y de una tarea llevada a cabo con grandes sacrificios, pero también con enormes recompensas. Sin duda, esta candidatura ha sido la mayor de todas.
No hubiera sido posible siquiera haber estado en el cajón de salida de sin la acción y el apoyo de la Junta de Castilla y León, que optó por el Festival que se celebra en Béjar de entre las muchas y más meritorias, sin duda, posibilidades que nuestra Comunidad
Autónoma ofrece para tal galardón, lo que nos enorgullece y por lo de damos las gracias más hondas.
No queda más que decir que la propia existencia y celebración del Festival Internacional de Blues de Castilla y León en Béjar que ha llevado a esta candidatura al Premio Nacional de las Músicas Actuales en su primera convocatoria nunca hubiera sido posible sin el trabajo colectivo, el respaldo y la decidida convicción no sólo de la propia Junta de Castilla y León, sino muy especialmente también del Excmo. Ayuntamiento de Béjar, la Diputación Provincial de Salamanca, la Universidad de Salamanca, además de nuestros amigos de la Cámara Municipal de Guarda, en Portugal. Los méritos, más que compartidos, son suyos.
Seguiremos trabajando para que Castilla y León, Béjar y su Festival de Blues sigan enriqueciendo el amor a la música en todas sus expresiones.

Béjar, 18 de diciembre de 2009


Miguel Ángel Sánchez Paso
Director del Festival Internacional de Blues de Castilla y León

domingo, 13 de diciembre de 2009

ZAPATILLAS POLVORIENTAS,MARIO BENSO

Diez años acaba de cumplir el Festival de Blues de Béjar, y no es poco mérito teniendo en cuenta las enormes dificultades que la organización debe sortear cada edición para sacarlo adelante. A las trabas burocráticas, silencios y hasta “espantás” institucionales (propias de quien posee una rara habilidad para poner pegas a apoyar a quien más lo merece) hay que unir los inconvenientes propios de un genero como el blues que, pese a contar con un puñado irreductible de seguidores, no es precisamente popular. A todo esto se unía este año la sombra amenazante del macro-concierto de Bruce Springsteen en Valladolid, que actuaba como presunto imán de mucho de ese público general en el que muchos festivales se apoyan para salvar sus aforos.

Sin embargo, ninguna de estas amenazas consiguió evitar que Béjar celebrase sus diez años de blues en ambiente festivo, concurrido y comprometido. La Plaza del Castañar recibió el fin de semana a un nutrido grupo de aficionados deseosos de disfrutar con la música y apoyar un certamen que es todo un lujo para estas tierras y una referencia a nivel nacional. La gente te habla orgullosa del festival, que consideran como algo suyo. No hace falta tener un gran olfato para detectar que tras todo ésto hay grandes dosis de cariño, afición y respeto por parte de organizadores y público. Uno ha conocido tantos ejemplos de ciclos y programaciones planteados sin gana y por el simple deseo de cubrir un expediente, que vivir experiencias como ésta sabe a gloria. Bien por los bejarauis…

Damos con nuestros huesos en un coqueto hotel de Candelario, localidad de gran hermosura tallada en piedra cuyos portalones son famosos, así como las conducciones de agua que descienden por los laterales de las calles pindias y por las que, antaño, se vertían riachuelos de sangre provenientes de la matanza del cerdo. El cerdo, icono omnipresente en la cultura popular de estas tierras, tradición milenaria que sobrevive más viva que nunca en estos tiempos de creciente obsesión por morirse sano, delgado y lleno de productos de nombre tan absurdo como bífidus o l-casei. Frente a la barbarie de lo light, la magnífica estampa de una buena bandeja de ibéricos, un plato de callos, oreja, mollejas y otras exquisiteces propias del buen yantar. Regados con cerveza fresca o un buen vino tinto, estos manjares nos reconcilian con una manera de comer y vivir que poco a poco va perdiéndose en los grandes espacios urbanos, atacados por las hordas inmisericordes de la cocina de diseño esa.

Es viernes, y aún se comenta la jam session de la noche anterior en La Alquitara , donde toda una leyenda del blues como Bob Stroger se dejó caer ya de madrugada para subierse al escenario y demostrar cuál es la madera de los músicos de verdad. Mientras las estrellas glamurosas del pop se dedican a atizarse en lujosos camerinos o suites de hotel, tipos como Stroger, que pueden presumir de haber atravesado media historia del blues y haber colaborado con la crema del mismo, optan por agarrar una guitarra y seguir tocando hasta que el día va llamando a la puerta. Eso es amor por la música, amigos.

El Castañar, coso taurino segun me dicen el más antiguo de España, es una plaza pequeña pero de enorme belleza. Piedra y albero oscuros, todo muy vintage, como dicen los anglosajones. Allí toreros, público y músicos salen todos por la puerta grande, como los buenos. Situada sobre una estribación que apunta hacia las proximidades serranas, tiene en sus alrededores varios emplazamientos desde los cuales se contempla todo Béjar y un paisaje maravilloso alimentado por puestas de sol turquesa y naranja que te ponen los pelos de punta. Las estrellas casi pueden tocarse con la yema de los dedos, extremadamente brillantes sobre el telón azabache de los cielos, mientras un frescor nocturno de serranía te recuerda que todo en la vida, incluso el verano y sus rigores, es relativo. En este contexto tan genuino se desparraman los sonidos vibrantes del blues, la savia originaria de todos los géneros afroamericanos. Angela Brown, poderosa garganta de Chicago, abrió cartel acompañada de los Mighty 45’s y se entregó con la generosidad habitual de los suyos; su repertorio se abre a territorios hermanos como el soul o el r&b, algo muy de los tiempos que corren, pero cuando retoma las esencias más duras de su ciudad natal es cuando da lo mejor de sí misma, demostrando una energía y un dominio de las cosas apabullante. ¡Tremenda!
Tras ella, el considerado plato fuerte de la noche: Mr Maceo Parker, uno de esos artistas que con su solo nombre ya define un estilo, el funk. Funk de muchos quilates, ejecutado con una autoridad y destreza demoledoras. Una vez más insisto en que una cosa es tocar funky y otra es serlo: pues bien, estos tipos llevan el funky en las venas, podrían tocarlo dormidos, y lo despliegan en cada uno de sus gestos, en su forma de hablar o moverse, en su actitud en suma. Por eso lo que tocan suena tan auténtico, tan a siglos luz de esas músicas prefabricadas de consumo masivo que salen del laboratorio interpretadas por artistillas de casting y tres al cuarto. Parker acumuló como no podía ser de otra manera buena parte del protagonismo, aunque no vaciló en hacerse a un lado para dejar un rato de lucimiento a sus excelentes músicos. Mágico el momento en que Martha High, corista muchos años del gran James Brown, se adueñó del escenario para regalarnos unos minutos de elegancia, sentimiento y enorme despliegue vocal. Por faltar no faltaron por supuesto los toques de humor y los homenajes: Maceo agarró la flauta para esbozar un Georgia On My Mind que sirvió de recuerdo a Ray Charles, al que imitó poniéndose unas gafas oscuras… En suma, casi dos horas de música poderosa, sexual y vibrante que nos dejó el cuerpo más que bien. Dada además la fantástica y bien suministrada barra de bar montada por la organización (nada que ver con esas mariconadas que se montan ahora donde sólo hay refrescos o agua, y el alcohol se esconde donde solo puedan acceder a él los mismos políticos que te prohiben venderlo), regresar al hotel se convierte en una tarea tan ardua como subir esas cuestas que por aquí abundan y que día a día afrontaban Lale Cubino y otros genios del pedal… Pedal… Castaña, El Castañar. Demasiadas coincidencias…

Un paseo matutino por un Candelario inesperadamente regado por una lluvia nocturna y alevosa, seguido por un desfile suntuoso de chuletones al abrigo de Beth Carvalho en casa de unos buenos amigos bejarauis nos dejan a las puertas de la última noche, maratoniana por ser tres las bandas y por un fresquillo aún más intenso que la cita anterior. Puntual se agarró a su guitarra Eugene Hideaway Bridges, un bluesman emblemático de la nueva generación que ofreció un concierto magnífico, variado e intenso. Buen hacer con la guitarra, gran voz y contundente sonido de banda ayudaron a poner el listón alto por parte de un músico que, sin duda, va a se de los importantes del futuro si no lo es ya. Sugar Blue salió al escenario armado con una espectacular canana repleta de armónicas; las tocó casi todas con gran destreza, y rindió homenaje a inolvidables maestros como James Cotton. Su blues es de hechuras rockeras, generoso en watios y no tan matizado como el de Bridges, pero conectó con un buen sector de público amante de las emociones fuertes…
El frío y el cansancio –bueno, y tal vez los chuletones- habían ya hecho mella en nuestros cuerpos cada vez más serranos cuando los fineses de la Wentus Blues se dispusieron a hacerle el primer tercio a otra leyenda viva: Eddie Kirkland. Liderando a los nórdicos apareción un cantante de voz poderosa con un curioso parecido al célebre luchador de pressing catch El enterrador, y como éste rodó por el escenario, brincó y corrió para deleite de los parroquianos. Al poco apareció el maestro, que quiso competir en look gore portando una excelsa peluca que parecía sacada del baul de los recuerdos de Little Richard. Dejamos a Kirkland demostrando toda la bravura que aún lleva en su corazón pese a que las fuerzas ya casi no le acompañan y algun duende maligno le jugó malas pasadas con sus guitarras, que no acababan de sonar como Dios manda. Derramó no obstante destellos de su gran clase, acompañado con mucho cariño y respeto por los chicos de la Wentus. Ya algo temblorosos pusimos rumbo al hotel, hacéndole un feo al bueno de Barrence Whitefield, al que no escuchamos ni tampoco pudimos ver, como me contaron, charlar animadamente con una cabeza disecada de toro bravo en una de las dependencias de la plaza.

Armados con una esplendorosa provisión de chorizo de La Alberca , alubias y lentejas, regresamos a casa con el alma bien alimentado y una buena dosis de polvo de albero en las zapatillas. Béjar y su festival nos han ganado para siempre, como te ganan las cosas que están hechas con ilusión, autenticidad y decencia. No es de extrañar que el mejor blues esté tan cerca.
Puerto de Pajares, agosto de 2009