ALQUITARA

ALQUITARA

lunes, 24 de enero de 2011

MIERCOLES 2 DE FEBRERO... ROCKIN ' JOHNNY & QUIQUE GÓMEZ BAND





CAFE-BLUES LA ALQUITARA
ROCKIN' JOHNNY & QUIQUE GÓMEZ BAND
MIERCOLES 2 DE FEBRERO
HORA: 22:30
ENTRADAS.10 EUROS(ANTICIPADA)
12 EUROS(TAQUILLA)


Rockin Johnny es el nuevo rey del West Side Chicago Blues. Ha aprendido de los grandes desde que era un niño. Cuando su carrera estaba en auge, todo el mundo hablaba de él y tenía un puesto como guitarrista en Delmark ( La compañía de discos mas importante de Blues de Chicago en los últimos 50 años) desapareció de la escena por mas de... 10 años……Ahora Rockin Johnny ha vuelto y está de gira por nuestro pais acompañado de Juan Bourbon, Jaun Scotch & Juan Beer….

Rockin´ Johnny ha formado parte de las bandas de Tail Dragger, Sam Lay ( Bateria mítico de Howlin Wolf), Jimmy Burns, Jimmie Lee Robinson... y un largo etc). Considerado uno de los mejores guitarristas de Blues de todos los Estados Unidos es una gran satisfacción saber que ha vuelto por Europa y podemos volver a disfrutar del sonido de su guitarra. Rockin´ Johnny está llamado a ser uno de los músicos que serán recordados con el paso del tiempo.

Pero en esta ocasión Rockin´ Johnny para la gira por España estará acompañado una de las principales bandas de blues del país, Juan Bourbon, Juan Scotch & Juan Beer, que han presentado su último disco en 2010. Banda que está encabezada por Quique Gómez,alias Juan Beer (Armónica y Voz) un enamorado de Little Walter y de su banda, The Aces , aunque sus influencias son muy extensas desde que allá por 1995 descubriera a Sonny Boy Williamson. Declara abiertamente su predilección por Charlie Parker. Además de ser un gran enamorado de todo el blues de Chicago.


Rockin' Johnny toca muy bien la guitarra al estilo de Earl Hooker o un joven Buddy Guy- Stovall Bruce, The Suite Yardbird Suite, Edmonton, CA

Rockin Johnny muestra un sexto sentido para la construcción de una tensión irresistible en sus solos. -Jack Oudiz, Blues Access

Lo mejor de Rockin´ Johnny es que su sonido esta totalmente arraigado en el viejo estilo del sonido del blues Chicago, pero su enfoque es original y contemporáneo." Karen Hansen, Today´s Chicago Blues blog.

http://www.rockinjohnnyband.com/




ROBERT JOHNSON Y LOS PACTOS CON EL DIABLO



Fuente: cadenaser.com

Este año se cumple un siglo del nacimiento del rey del blues del delta .

Clarksdale es un pequeño pueblo de tierras verdes, lagos profundos, y cercano a la inmensidad del río Misisipi, que a su paso por el pueblo separa el estado de Arkansas del de Misisipi. Allí también se cruzan las autopistas 61 y 49 en las que según cuenta la leyenda el joven Robert Johnson vendió su alma al diablo a cambio de convertirse en el mejor bluesman.

Las leyendas, son eso, pero también esconden historias que carecen de explicaciones sencillas. Robert Johnson (1911) desapareció durante tres meses de los locales de blues, ningún otro músico le vio durante ese tiempo, cuando reapareció sentía la música como nadie la sentía y la tocaba de un modo diferente. Son House trató a Robert Johnson en esa época, y le recordaba como un guitarrista pésimo, carente del talento e imaginación hasta su desaparición. Por aquel entonces tenía 24 años, tres años después fallecía en extrañas circunstancias dando pie a otra leyenda, la de los músicos que morirían a los 27 años; Brian Jones, Janis Joplin, Jimmy Hendrix, Jim Morrison o Kurt Cobain.

El pacto con el diablo

Toda la vida de Robert Johnson está llena de sombras y dudas, si quiera se conoce con exactitud la fecha de su nacimiento, desconoció el nombre de su padre biológico hasta la adolescencia, sólo hay dos fotografías suyas y murió envenenado por un marido celoso en un cruce de carreteras cerca de Greenwood en agosto de 1938.

La leyenda cuenta que una noche, en una plantación cercana a su casa en Clarksdale, un hombre alto y negro se acercó a Johnson, cogió su guitarra, la afinó, tocó un par de canciones y se la devolvió al joven bluesman, así se cerró el pacto y esa leyenda se fue extendiendo como la pólvora. Dos décadas después los blancos músicos ingleses rescataban la música de Johnson para la eternidad. Martin Scorsese lo explicaría así, "La historia con Robert Johnson es que sólo existió en sus discos, era pura leyenda". Johnson pasaría a la historia con el sobrenombre de "El rey del blues del delta".

Un legado de leyenda

El joven Johnson se crió en un hogar roto, hijo de una esclava entre dos hombres. El músico se casó dos veces, la primera en 1929 con Virginia Travis, él tenía 18 años y ella 16 cuando se quedó embarazada, posteriormente fallecería durante el parto. Johnson se volvería a casar unos años después y tendría descendencia.

Robert Johnson sólo grabó 29 canciones en vida en dos sesiones de grabación entre 1936 y 1937, todas y cada una de ellas tendría continuidad en el tiempo con versiones en los primeros discos de Cream, Led Zeppelin, los Rolling Stones o Fleetwood Mac, miembros destacados de una lista interminable que contribuyó a que la revista Rolling Stone situase al bluesman en el quinto puesto de los mejores guitarristas del siglo XX.

Para hablar de blues en España, para entender la figura de Robert Johnson, hay que hablar con Tonky de la Peña, padre del blues madrileño, maestro de la historia del blues y gran admirador de la obra y vida de Robert Johnson. Tonky explica así la importancia de su obra. "Era un guitarrista sorprendente que al final desarrolló un técnica personal y fuera de lo común, que no se parecía a nada, y que marcó fuertemente a generaciones posteriores, le llamaban el endiablado porque no se sabe muy bien de dónde sacó esa fuerza y esa forma de entender las estructuras de los temas. Los grupos británicos de los años sesenta le tomaron como punto de referencia porque veían que se podían transformar sus temas a grupo eléctrico porque tenían una forma muy definida de modernidad". ¿Pero cómo llegó la obra de este músico a dilatar su importancia en el tiempo? La respuesta pasa por otro gran maestro. "Los estilos y corrientes se pasaban de actuación en actuación, en una de Johnson estuvo Muddy Waters. Waters presenció alguna actuación de Johnson y fue determinante para él, tocar el slide y trabajar lo riffs fue la clave que luego, quince o veinte años después, llevó a Chicago desde Misisipi y eso dio paso a la música moderna, esa es la columna vertebral del desarrollo del blues", explica Tonky de la Peña.

Su influencia en el blues de los años cuarenta y en el nacimiento del rock de influencias bluseras en los sesenta son incuestionables, su legado también, pero todo lo que rodea su vida es un misterio que alarga la leyenda, cosas como que nadie conoció el rostro del cantante hasta que su hermana hizo pública sus dos única fotos entrados los años setenta. La importancia de su obra sigue vigente y resulta sorprendente ver cómo un músico que murió hace más de setenta años cuenta con una página con millares de seguidores en Facebook. El hombre que vendió su alma al diablo por la gloria puede descansar tranquilo, el diablo cumplió con su parte.

domingo, 16 de enero de 2011

GREGG ALLMAN " LOW COUNTRY BLUES"



Despues de 14 años sin grabar,de una hepatitis C y de un transplante de hígado !!!

Gregg Allman está a punto de lanzar un nuevo disco, el primero que el fundador de los Allman Brothers publica en catorce años. El álbum se titula “Low country” y sale a la venta el próximo 18 de enero editado por Roadrunner Records y Universal. Grabado en Los Ángeles y producido por T. Bone Burnett, contiene versiones de Muddy Waters, BB King o Buddy Guy y cuenta con las colaboraciones de Dr. John, Doyle Bramhall II, Dennis Crouch y Jay Bellerose..

"Low Country Blues" cuyo título es en homenaje a una zona de la costa de Georgia, lugar de donde proviene el maestro Allman.No vas a escuchar nada de Rock Sureño, pero si música sureña de raíces Blues, Country, Funk y Soul.

viernes, 14 de enero de 2011

MADRID " BLUES"


Carlos Marcos, elpais.com


"El blues gusta porque es donde empezaron todos los géneros y porque es la música de los bares". Lo dice el mejor experto, Tonky de la Peña, que lleva 30 años interpretando blues por los garitos de Madrid. El circuito de esta música negra vive su mejor momento, con una veintena de locales programando conciertos (La Coquette Blues Bar, Café Popular, El Junco, Beethoven Blues Bar...) y la incorporación de músicos nuevos. Así son estos intérpretes.


- El padre del 'blues' madrileño. He aquí un músico que ha tocado con Jerry Lee Lewis y Mick Taylor, ex guitarrista de los Stones. He aquí al responsable de que el blues madrileño goce de buena salud. He aquí al John Mayall español, el descubridor de talentos. Tonky de la Peña nació en el barrio de Argüelles hace 53 años. Por su banda, la Tonky Blues Band, han pasado (y se han formado) los músicos de la mayoría de las bandas de blues de la ciudad. Tonky los descubrió, los enseñó y los dejó marchar para que montaran sus propias bandas. "Me gusta esa labor de buscador de buenos instrumentistas. Cuando los ficho para mi grupo a veces no tocan bien, pero les veo algo que les va a hacer especiales", revela.

Tonky advierte que Madrid es de las ciudades europeas mejor equipadas en asuntos del blues. "Por la Gran Vía y alrededores existen unos 14 clubes donde se puede tocar blues. En París y Berlín encuentras solo dos", informa. Reconoce que ha perdido mucho dinero, que sobre todo en los ochenta fue reclamado como guitarrista para bandas de pop que llenaron plazas de toros, pero no quiso. "Eso me hubiese separado de la música negra, que es lo que yo amo", apunta. Tonky también ha sido pionero en interpretar blues en castellano: "Es posible. Y la gente lo agradece porque la historia le llega más adentro".

Si se quiere admirar el nuevo descubrimiento de Tonky, será del 18 al 20 de enero en La Coquette, la cueva del blues madrileño. "Me traigo a un armonicista serbio increíble", advierte. Si lo dice el maestro...

- La luchadora del 'blues'. Cuando Yolanda Jiménez era un mico y le preguntaban qué quería ser de mayor siempre respondía lo mismo: "Yo quiero ser negra". Y pedía a los Reyes Magos discos de Tina Turner y de Koko Taylor. Ahora, Yolanda cuenta 37 años y no ha conseguido cambiar el color de su piel, pero, cuando canta, su voz transmite el blues más oscuro. Esta mujer luchadora y vitalista realizó el siguiente camino: "Empiezas a cantar rock, pero luego inevitablemente quieres conocer de dónde viene todo, y acabas en Muddy Waters".

Yolanda es la líder de Violante Blues y es una mujer en un mundillo, el del blues, capitalizado por hombres. Pero ha sido ella, con su esfuerzo, la que ha montado el festival Lunas Blues, en Leganés. "Lo empecé en enero de 2010 y acabó en agosto. Han pasado más de 40 bandas. Ahora estoy hablando con el Ayuntamiento para montar otra cita de blues en Los Veranos de la Villa 2011".

Está convencida de que ahora es un buen momento para el blues madrileño, porque hay más aficionados y grupos jóvenes. Cada vez habrá más si acuden a algún concierto de Violante Blues. Ya la llaman Janis Yolin, por el parecido de su arrastrada voz con la de Janis Joplin.

- De Miguel Ríos al garito. El hijo de Francisco Simón, el guitarrista de Red House, se llama Guillermo y ya cumplió los 11 años. El chaval tiene aptitudes musicales: estudia 5º curso de violín. Pero pasa bastante del blues. De hecho, cuando su padre se pone a tocar la guitarra, Guillermo le dice: "Tocas a lo bruto, papá". Simón cuenta la anécdota entre risas, orgulloso de que su vástago haya heredado el instinto musical, aunque muy alejado estilísticamente del de su padre.

Simón es un histórico del blues madrileño. Doce años lleva compartiendo con Jeff Espinoza la jefatura del grupo Red House, que acaba de publicar su quinto disco, Chiahuahua boogie. Su currículo es amplio: ha tocado la guitarra en unos 40 discos, con gente como Miguel Ríos, Antonio Flores, Rosendo, ¡Tom Jones! "Pero siempre acabo en el blues: es la esencia, de ahí salió todo, hasta el hip-hop", proclama.

Madrileño de 47 años, Simón dice adorar el ambiente del blues madrileño: "Me gustan los códigos del club. Tocar ante solo 200 personas, tomarte una copa con los clientes-amigos...".

- La nueva generación 'blues'. Además de los citados, el circuito de blues se alimenta de forma regular. No hay que perderse al armonicista Ñaco Goñi, veterano y bluesman hasta la médula.

Si hablamos de guitarristas, ahí está Edu Manazas & Whiskey Train. Y más: Los Reyes del K.O., The 44 Dealers, The Forty Nighters...

sábado, 8 de enero de 2011

La novela vital de Elliott Murphy...

Fuente:elpais.com
Rafael Cervera

Cada álbum marca el inicio de la interpretación y el fin de la creatividad, es un ciclo de vida y muerte artística. Antes pensaba que cada disco era como una novela; ahora los veo como un capítulo de un libro muy largo en el que cada canción no es más que una frase o una escena memorable". Lo dice Elliott Murphy (Long Island, Nueva York, 1949), miembro de una casta ya casi extinta de artistas materializados en músicos y compositores de rock. Habla como un escritor y sus canciones comparten inspiración y raíces con las de Lou Reed o Bruce Springsteen. La vida de Murphy bien podría ser una novela. Su madre fue actriz y su padre, un afamado empresario, fundador en los cincuenta del Sky Club, restaurante y club privado frecuentado por personajes influyentes de la época, donde también se celebraban veladas de baile amenizadas por bandas de rock. Siendo adolescente, Murphy montó su propio grupo; después viajó por Europa y, sin ser actor ni pretenderlo, acabó apareciendo en Roma, de Fellini. En 1973 debutó con Aquashow (bautizado como un famoso espectáculo acuático creado por su padre) y la crítica lo adoró. Aquel fue el primer capítulo de un libro que todavía sigue escribiendo.

Su nuevo disco, Elliott Murphy, hace el número treinta en su discografía. Ya desde la portada (su nombre en letras art déco, como en la cubierta de otro de sus títulos imprescindibles, Lost Generation, publicado en 1975) anuncia que Murphy se encuentra inmerso en su propia esencia. "Lo ha producido mi hijo Gaspard", sigue explicando desde Nueva York, "que siempre intenta hacerme volver a mis primeros trabajos. Él quería que este fuera un trabajo muy integrado en mi discografía, que no se apartara de ella. Insistió en que tocara mi Stratocaster de 1961, la misma que usé en mis primeros discos. Teniendo en cuenta que nació en 1990 y mi primer álbum es de 1973, imagino que desea comprenderme mejor. Eligió ese diseño porque para él los años setenta, la década a la que pertenece Lost Generation, es una era dorada para la música". A pesar de la repercusión artística que tuvieron aquellos álbumes, y aunque estos coincidieron en el tiempo y en ciertas coordenadas estilísticas con los de Springsteen (rendido admirador suyo, le invita a salir a escena con él cuando actúa en París), Murphy nunca vendió mucho. Después de pasar por varias multinacionales, eligió el camino de la independencia; y a continuación, tras asumir que no sería profeta en su tierra, se instaló en París en 1990, la ciudad que tanto atrae a ciertos iconos del rock. Allí reside desde entonces, más como un feliz refugiado que como un melancólico proscrito. "Esté donde esté me siento como un alienígena con una profunda sensación de soledad existencial. Tengo el alma de un expatriado porque me siento más en casa cuando menos estoy en casa. Las habitaciones de hotel me dan seguridad, los constantes viajes me proporcionan raíces y el ajetreo es una forma de energía".

En los últimos capítulos del libro vital de Murphy hay acercamientos al blues, discos eléctricos y discos acústicos; todos hechos con el guitarrista Olivier Durand, su fiel colaborador desde hace años, y con The Normandy All Stars, su banda habitual. Todos ellos tocan en Elliott Murphy, la obra que le devuelve a sus comienzos. "¡Quizá he necesitado 30 años para ser yo mismo! Este álbum muestra las dos vertientes de mi música, la serenidad de baladas y la exuberancia y energía del rock", explica un autor que, en el prólogo de la edición española de su antología de canciones y textos (The Unfinished Complete Lyrics of Elliott Murphy, traducido por Alberto Manzano), afirma: "Mis canciones saben más de mí que yo mismo". "Espero que las nuevas reflejen esperanza, humildad y sabiduría a partes iguales. Las letras de mi juventud eran de esperanza, ahora lo son de experiencia. Cuando Miguel Ángel esculpía su David, estaba deshaciéndose de todo el mármol que no era David. En mi caso, y sin ánimo de querer ponerme a esa altura, eso es lo que intento hacer también".

Murphy considera que el rock and roll y la poesía son de la misma familia; ha escrito novelas e incluso aparece en una de Bolaño, Los detectives salvajes. "No sé cómo acabó mencionándome. También nombra a mi amigo el poeta Michel Balteau. Estoy seguro de que coincidimos con él en algún momento. Amo su escritura, Bolaño es el Kerouac de Sudamérica". Podría escribir sus memorias, pero de momento no planea hacerlo. Y al volver al tema de la gran novela que saldría de su vida, contesta: "Si tuviese que comparar mi vida con una novela que ya esté escrita, elegiría Huckleberry Finn, de Mark Twain. Como Finn, todavía sigo flotando en ese río intentando averiguar cosas".

"Las letras de mi juventud eran de esperanza, ahora lo son de experiencia".

Mil 'blues' (y una armónica)...

Fuente:elpais.com
Diego A. Manrique

Cada año que pasa, más grabaciones rotundas pasan a dominio público. Eso indigna a las discográficas propietarias de añejos catálogos pero, aleluya, también permite recopilaciones tan monumentales y baratas como ABC of the blues. Un cofre fabricado en Alemania con 52 discos, más de mil canciones interpretadas por unos cien artistas; en la primera tirada, hasta se regala una simpática armónica Hohner. No se van a creer el precio: poco más de un euro por CD. ¿Hay truco? Desde luego. ABC of the blues cojea en información: no esperen listados de músicos, sellos o fechas. Son discos mondos y lirondos, más un cuaderno donde el coleccionista Samuel Cameron esboza biografías de los creadores, en tono risueño y fantasioso: en el reverendo Skip James, ve un antecedente de Antony Hegarty. Y aquí está el encanto de ABC of the blues: la selección rechaza marcar el paso de las ortodoxias habituales. Generalmente, los artistas interpretan 10 o 20 temas (medio CD o un CD entero). Los grandes nombres no siempre tienen derecho a discos completos: Muddy Waters o John Lee Hooker ocupan medio disco, como si el compilador pensara que el comprador potencial ya posee abundantes grabaciones de ambos gigantes. Queda reflejado el legendario desplazamiento vital de los bluesmen, desde el delta del Misisipi al gueto de Chicago. Y su consiguiente evolución estilística: del profundo blues rural -Robert Johnson, Son House, Charley Patton, Bukka White- a los exuberantes pistoleros urbanos y eléctricos, tipo Buddy Guy, Magic Sam, Otis Rush. ABC of the blues enriquece la narración convencional. Hay espacio para la música de Nueva Orleans, que se desarrolló aparte de la corriente principal: aquí brillan Huey Piano Smith, Profesor Longhair, Smiley Lewis, Cousin Joe y Snooks Eaglin. Este último, virtuoso guitarrista ciego, no desmerece al lado de los míticos Blind Blake, Blind Willie McTell o Blind Willie Johnson. También está bien representado el sofisticado rhythm and blues californiano: Roy Milton, Amos Milburn, Percy Mayfield, Pee Wee Crayton, Charles Brown, Wynonie Harris. Vocalistas de traje y corbata, con metales y piano, el latido de la Central Avenue de Los Ángeles, tal como la retrató Walter Mosley en sus novelas. Locales que conoció el único blanco presente en la antología, Johnny Otis, descendente de griegos que saltó al otro lado de la barrera racial. La caja tritura el viejo concepto izquierdista del blues como expresión atormentada de la experiencia afroamericana. Había mucho de eso -miserias amorosas, miserias sociales, miserias existenciales- pero, ante su público natural, el bluesman debía facturar igualmente música para bailar, música de desafío, música de incitación erótica. Así, se rescatan diez temas de Blue Lu Barker, a la que Billie Holiday consideraba su "mayor influencia". Ambas fueron extremadamente precoces pero, mientras Billie se transformó en el ruiseñor de alma atormentada, Blue Lu Barker siguió animando clubes nocturnos donde, en vez de lamentos agonizantes, se celebraban números picantes como Préstame tu marido o El blues del trombonista. En ABC of the blues se cuelan pillos que no encajan en el canon purista. Bo Diddley, desde luego, pero también Richard Berry, autor de Louie, Louie o Have love, will travel. Y ese ganso llamado Slim Gaillard, cuyo swing guitarrero y exuberancia verbal fascinaron a Jack Kerouac (y que llegaría a rodar una película con David Bowie). El orden alfabético propicia algunas yuxtaposiciones divertidas, junto a otras que tienen mucho sentido: comparten CD los dos intimidantes bluesmen conocidos como Sonny Boy Williamson, el que murió asesinado en Chicago en 1948 y el que vivió hasta 1965, a tiempo para educar a los Animals y los Yardbirds, aterrorizados conjuntos que le acompañaron en giras británicas.

DOWNTOWN ALLIGATORS...VIERNES 4 DE FEBRERO






CAFE-BLUES LA ALQUITARA
VIERNES 4 DE FEBRERO
THE DOWNTOWN ALLIGATORS
12 NOCHE-ENTRADA LIBRE


http://www.myspace.com/downtownalligators
The Downtown Alligators es un grupo de blues y rhythm and blues que da prioridad a las canciones y al sonido de banda sobre todas las cosas. Su repertorio se basa en los temas que escribieron los grandes de la música negra, tratándolos con respeto.

Downtown Alligators no parecen otra cosa que un grupo de colegas que se juntan a pasar un buen rato a tocar lo que les gusta. Lo cual no les impide sacar discos o hacer lo que hacen también como el mejor. Su música es sensual y con un toque viejo y rotundo, un contraste entre la solidez rítmica de los instrumentistas (a saber, bajo, guitarra, batería) y el tono roto, agresivo de un vocalista y un hiperactivo segundo mascarón de proa, a la harmónica. Ellos son ese Rhythm and Blues que todavía no tiene el nombre de Rock, con un sabor negro, y un juego delicioso entre la locura anárquica de los dos frontmen (con el permiso del guitarrista) y la solvencia intachable del resto de la banda.


Carlos García: Voz y guitarra rítmica.
Luis Resina: Guitarra
Jorge Lera. Armónica
Roberto Cuervo: Batería
Jimmy de Jesús: Bajo

THE GALLAGHER BAND .... TRIBUTO A RORY GALLAGHER







CAFE-BLUES LA ALQUITARA
VIERNES 28 DE ENERO
12 NOCHE-ENTRADA LIBRE
THE GALLAGHER BAND


The Gallagher Band hacen tributo a uno de los grandes del rock y blues como es Rory Gallagher, en un concierto lleno de momentos únicos, y original en su composición que sin duda no te puedes perder. Gallagher es conocido por ser uno de los más influyentes músicos irlandeses y guitarrista de blues de todos los tiempos.


http://www.myspace.com/thegallagherband

EDU MANAZAS & WHISKEY TREN






CAFE-BLUES LA ALQUITARA
VIERNES 21 DE ENERO
12 NOCHE-ENTRADA LIBRE
EDU MANAZAS & WHISKEY TREN

El " Manazas " y sus tres cómplices desgranan un repertorio que podría firmar el mismo Otis Rush desde el West Side de Chicago: Funk añejo, Shuffles ásperos, Boogies trepidantes y Blues lentos libres de toda artificiosidad, capaces de hacer temblar al más pintado. El público se siente atraído por la confianza y naturalidad que emanan de un músico que hace lo que sabe con sinceridad, sin la menor necesidad de recurrir a trucos para “captar” al respetable. (Oscar Cubillo. El Correo Vasco) .

En el 2001 graban su primer CD: “Beethoven Hot Sessions Vol. I”. En 2004 sale al mercado su segundo CD “424“. En 2009 sale a la luz el tercer CD ” Beethoven Hot Sessions Vol. II”.En esta Actuación presentaran su cuarto CD “Live! en Zarzalejo “.
Todos ellos están editados por su propia Discográfica, GUINDILLA RECORDS.

Habituales del Circuito de Salas, Cafés Concierto y Centro Culturales, han superado la cifra de 1100 Actuaciones que dan una idea de la Calidad y Profesionalidad de posiblemente la Mejor Banda de Blues de España.

Hay que hacer especial mención a su presencia en los Festivales de Blues de Córdoba, Algeciras (Cádiz), Antequera (Málaga), Reus (Tarragona), Cazorla (Jaén),Béjar ( Salamanca ),Cerdanyola (Barcelona), IVAM(Valencia), Aragón Blues(Aragón), Elorrio Jazz-Blues(Euskadi), Semana Negra (Gijón), Sevilla, Torreperogil (Jaén), Puertollano (Ciudad Real), Guadalajara, Tabaco Blues (Granada), Lucena (Córdoba), Hondarribia (Euskadi)……. compartiendo cartel con artistas de la talla de Johnny Winter, Lurrie Bell, Sonny Rhodes, Skeeter Brandon, John Primer, Phil Guy, Phillip Walker, Tony Coleman, John Myall, Mojo Bufford ó Raimundo Amador.

Edu canta y toca el auténtico blues profundo“. Amar Sundy (guitarrista de Albert King y Albert Collins)

“…Atención. Es un fenómeno“. Ñaco Goñi (el mejor armonicista de Blues del país).

“El único bluesman en España“. Antonio Serrano (uno de los mejores armonicistas del mundo).

“Cuando le escuchas, emociona. Te hace estremecer“. Francisco Simón (guitarrista de Red House).

Atención al tal Manazas, que dará mucho que hablar por su conocimiento del blues soberano, un fraseo que nunca pulsa una nota de más y una garganta que parece la de cualquier negro veterano del Mississippi.”. Oscar Cubillo (El Correo Vasco y Ritmo y Blues).





Edu Manazas ……………….voz y guitarra
Phineas Sánchez …………………..bajo
Pino Sambataro……………………..batería
Oskar González……………………..guitarra









jueves, 6 de enero de 2011

PROXIMOS CONCIERTOS EN LA ALQUITARA

Próximos conciertos en La Alquitara...


WHISKEY TREN ( Blues )
THE GALLAGHER BAND (Tributo a Rory Gallagher )
THE ROCKIN' JOHNNY BAND ( Blues)
THE DOWNTOWN ALLIGATORS ( Blues)
LOS BUEYES PERDIDOS ( Rock Argentino)
CRISTINA LA BARBERA & THE BLACK BOTTOMS( Jazz-Swing )
BLUEDAYS ( Blues)
KING BEE ( Blues )
TEA ( Rock-Blues)
X-TRAMONIO ( Celta )